Problemas de las picaduras de mosquito

El problema de una picadura de mosquito no es simplemente el picor, el dolor, la irritación o la inflamación, sino la cantidad de enfermedades que pueden llegar a transmitirnos llegando incluso a dar lugar a problemas graves o reacciones alérgicas debido al veneno que inyectan. Normalmente, cuando se acerca la primavera y el verano, comienzan a ser más frecuentes los ataques de todo tipo de insectos. Así pues, prevenir mejor que curar aunque no siempre es del todo posible. Toma medidas preventivas, sobre todo, cuando se acerca el atardecer y la noche.

Cuando identificamos, después de una larga noche sin descansar plácidamente por el zumbido que produce la presencia de un mosquito, una picadura en alguna parte de nuestro cuerpo, a veces no le damos la importancia que puede llegar a alcanzar. Sé consciente de que los mosquitos siempre pican en las zonas de la piel que se encuentra desprotegida sin ropa y normalmente, son las piernas, la cara, los brazos, las manos y el cuello. Pero no todos los insectos utilizan la misma táctica para alimentarse de nuestra sangre, ya que los mosquitos tigre son más astutos y en vez de picar durante la noche cuando nadie los descubren, pican más bien durante el día y traspasan la ropa con su aguijón, además, su huella no pasa desapercibida por ser realmente dolorosa y de gran tamaño.

En general, cuando un insecto nos pica, lo que está haciendo es inyectarnos una pequeña cantidad de saliva anticoagulante en la zona afectada, para prevenir que la sangre se coagule. De esta manera, el huésped, en respuesta a este hecho reacciona produciendo una gran hinchazón, irritación y enrojecimiento del área que ha sido atacada. De ahí la explicación a que haya personas más propensas a sufrir estos ataques estivales, preferentemente, que otras. La razón, mayoritariamente, de debe a muchos factores, entre los cuales se ha de tener en cuenta como prioritarios el color de la piel, la textura, la temperatura corporal y el contenido de la transpiración. Eso sí, la respuesta ante una picadura no es igual en una persona que en otra ya que puede ser más rápida o más lenta dependiendo del sistema inmunológico de cada uno.

Aunque la mayoría de las personas que sufren picaduras de insectos tan sólo notan una leve consideración de éstas tales como hinchazón, dolor, enrojecimiento, picor, escozor e irritación en la zona, hay otras, sin embargo, que son muy alérgicas a las picaduras de algunos insectos. Entonces, se pueden considerar consecuencias fatales y de urgencias ya que se pueden dar casos de dificultad para hablar y respirar, hinchazón de labios y cara, debilidad general, mareos, urticaria, manchas rojizas, ronchas en la piel, etc. Cuando se da este cuadro, hablamos de anafilaxia y es muy grave no actuar a tiempo ya que la picadura puede resultar letal para estas personas.

En definitiva, los insectos en general son desagradables para todo el mundo porque a veces nos hacen la vida imposible, sobre todo, las noches de verano cuando el calor acecha y éstos aprovechan para disfrutar de grandes manjares. Si sueles sufrir picaduras de mosquitos muy a menudo, el consejo es que las evites en la medida de lo posible, bien poniendo mosquiteras en las ventanas, no utilizando perfumes con olores fuertes, aplicándote sprays anti mosquitos en el cuerpo cuando vayas al campo e incluso comiendo ajo crudo para que la transpiración de tu cuerpo los repela. No te expongas a los graves problemas de una simple e inofensiva, aparentemente, picadura de mosquito.

Comprar Lámpara Antimosquitos Inkil T1400 al mejor precio: 13.55€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.