Consejos en la fumigación de garrapatas

Consejos en la fumigación de garrapatas

Las garrapatas transmiten muchísimas enfermedades mortales para las mascotas. Mayoritariamente el riesgo de transmisión de todas aquellas enfermedades, transcurren durante las 48 horas luego de haberse fijado una garrapata en el animal.

Con el objetivo de limitar ese riesgo, es necesario cuidar correctamente el ambiente, ya que allí se alijan durante todo el año y por lo tanto, no es necesario esperar a verlas en el animal para poder hacer una prevención efectiva.

Control del ambiente

En cuanto al control del ambiente, principalmente se recomienda pasar la aspiradora regularmente en cada uno de los ambientes, así como también por debajo de los sillones, los muebles y las alfombras del hogar.Lavar la cama de la mascota con frecuencia y tener presente que una sola larva, puede llegar a sobrevivir un año sin tener que alimentarse.

No obstante, las garrapatas adultas pueden llegar a trepar hasta un metro del suelo, y es por eso mismo que la fumigación también debe hacerse en las grietas y las paredes hasta esa altura y un poco más. Muchísimas garrapatas adoran la vegetación y por lo tanto, cuanto más corto se tenga el césped mucho mejor.

Evita siempre que tu mascota se pasee en terrenos abandonados, arbustos o campos y, al llegar al domicilio, revisa siempre el pelaje del animal.

Eliminación de las garrapatas en el hogar y en las mascotas

En el caso de poseer leña en el hogar, trata de mantenerla en lugares secos y apilada cuidadosamente, ya que de esa manera se evita la humedad y la oscuridad y por lo tanto las garrapatas.

Utiliza pesticidas conocidos y aprobados, para poder evitar que las garrapatas pueblen tu hogar y césped. Durante el mes de mayo un tratamiento con pesticidas a base de esfenvalerato o cihalotrina-lambda, puede lograr eliminar hasta un cincuenta por ciento de garrapatas. No obstante, si se desea crear un repelente natural y no tóxico para las mascotas y seres queridos, utiliza cítricos, es decir limones, naranjas o pomelos cortados a la mitad y puestos a hervir durante dos minutos con dos tazas de agua a fuego lento.

Luego, se deja cocinar durante una hora a fuego lento y se procede a colar las frutas. Se deja enfriar, se coloca en un pulverizador y el repelente quedará listo para rociar toda la casa, tanto dentro como fuera.

Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No dejes de leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>