Cuáles son las plagas más frecuentes de tus plantas

Las plagas en el jardín se tornan un dolor de cabeza para aquellas personas amantes de las plantas, ya que estas impiden tener este espacio lleno de plantas bellas y coloridas en cualquier época. Cuando la humedad y las temperaturas aumentan, las plagas comienzan a aparecer y a hacerse cada vez más fuertes. Por lo tanto, es preciso que conozcas cuáles son las plagas más frecuentes de tus plantas para poder detenerlas y evitar que el cultivo se deteriore.

Pulgones y hormigas

Cuando las temperaturas aumentan, los pulgones aparecen. Estos son insectos diminutos que absorben la savia y toman todos los nutrientes que tendrían que llegar hasta las células de las plantas. Por lo general, se localizan en la parte trasera de las hojas nuevas, y si no son eliminados con rapidez, se reproducen y hacen que la planta pierda color y se deforme hasta que muera.

Los pulgones son protegidos por las hormigas, las cuales atacan los tallos en la temporada de otoño y humedad. Hay que colocar unos cilindros tóxicos para las hormigas que desprenden un olor atractivo y hacen que se lo lleven al nido, acabando así con la colonia. En el caso de los pulgones, estos pueden eliminarse con un insecticida sistemático.

Cochinillas y mosca blanca

Las cochinillas se desarrollan en lugares secos, apareciendo en plantas interiores en las temporadas invernales, mientras que en las temporadas calurosas se presentan en las plantas de exterior. Succionan la savia y deforman las hojas y los brotes nuevos. Dejan manchas marrones y blancas, y una sustancia pegajosa que atrae a los hongos. Se elimina con insecticidas sistemáticos para que mueran envenenadas.

La mosca blanca aparece cuando hay humedad y temperaturas elevadas, colocando huevos en la parte trasera de las hojas, picándolas y alimentándose de la savia. Para acabar con ellas, hay que utilizar insecticidas pulverizadores, los cuales dañan las alas, las debilitan y hacen que mueran.

Gusanos y moluscos

Los gusanos atacan a los bulbos de las plantas, mientras que las babosas y caracoles se centran en los brotes de las verduras, hortalizas y frutas, dejando un rastro tóxico y mucoso para las plantas. Los insecticidas en grano o aserrín alrededor de las plantas pueden acabar con estas plagas.

No dejes de leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.